El compositor Jorge Antunes presenta nueva obra en París

CIORAN

Fresh Member
Um Concierto para Saxofón e Orquesta de Flautas.

Concert Chiasmatique, para saxofón barítono y orquesta de flautas. Esa es la obra más reciente del compositor brasileño Jorge Antunes. La pieza fue escrita entre octubre y diciembre de 2007 y será presentada en estreno mundial en el próximo 13 de marzo, en París.

La obra fue encomendada por la Orchestre de Flûtes Français, liderada por el flautista Pierre-Yves Artaud. Esa orquesta está formada por 24 flautistas, que hacen uso de toda la familia de la flauta: piccolos, flautas en do, flautas en sol, flautas bajo y flautas contrabajo. En la obra, además de esos instrumentos, Antunes utiliza también 4 flautas de émbolo de dos octavas, instrumentos que son usados, en determinados momentos, por cuatro instrumentistas.

La corriente estética en que se encuadra la obra es llamada por Jorge Antunes de “Música Figural”. El compositor viene, en los últimos años, realizando investigaciones en el área de la semiología y de la semántica, en búsqueda de nuevos conceptos y técnicas de composición que permitan mayor poder de comunicación para la música contemporánea. Según Antunes, es posible, sin abdicar de la complejidad, establecer la plena comunicación estética en la nueva música, a través del dominio de una nueva retórica y de la elocuencia musical.

Para tanto Jorge Antunes encontró en el arte poética, y en el uso de figuras de lenguaje y figuras de construcción, los subsidios para su nueva estética. Él acaba de ofrecer un curso en Madrid, abordando esa nueva técnica. Para un público de compositores, musicólogos y músicos en general, el compositor impartió, los días 11 y 12 de febrero, un curso en el Centro de Artes Reina Sofia sobre su estética actual.

El día 28 de febrero Jorge Antunes presentó un concierto monográfico de sus obras en Madrid, con el Grupo LIM dirigido por Jesus Villa Rojo. El concierto, incluido en la programación de la Feria ARCO, presentó un panorama de la obra del compositor, abarcando ancho periodo de su carrera: desde piezas de 1967 y 1970, hasta obra de 2006, escrita para clarinete, viola, piano y ordenador.

A partir de 1º de marzo Antunes estará en París, ensayando con la OFF (Orchestre de Flûtes Français). El concierto del día 13 de marzo será realizado en la Salle Alfred Cortot. La dirección de la orquesta de flautas será dividida entre el compositor y su hijo, el joven director Jorge Lisbôa Antunes. El programa incluye, además de la obra inédita de Antunes, obras de Jean-Louis Petit, Frederic Maintenant, Charles Koechlin y Darius Milhaud. El solista será el saxofonista francés François Delangle.

El día 27 de marzo, Jorge Antunes estará se presentando nuevamente al público parisiense, con sus obras electroacústicas. Será en el Ciclo de Conciertos de Música por Ordenador, en el Anfiteatro X de la Sorbonne, Universidad de París 8.

Música Figural

Las últimas composiciones de Jorge Antunes, tanto las electroacústicas, cuanto las instrumentales y sinfónicas, están adoptando ese nuevo lenguaje que él llama de “Figural”. El nombre está relacionaado a los aspectos estructurales y formales de las piezas, que hacen uso de los modelos retóricos secularmente usados por los poetas.

Concert Chiasmatique, que es la más reciente composición de Antunes, será presentada en estreno mundial en el concierto parisiense. El compositor tiene, en los últimos años, desarrollado investigación en el área de la semiótica musical aplicada, en especial, en el dominio de la música electroacústica. Preocupado con la comunicabilidad en la música contemporánea, él puso en marcha trabajo de búsqueda de una retórica electroacústica.

En su investigación desvendó interesante fenómeno en el repertorio internacional de la música acusmática: el uso, inconsciente por parte del compositor, de construcciones sintácticas semejantes a las figuras de lenguaje de los poetas. Así, Antunes pasó a establecer bases teóricas para lo que él llama de “Música Figural”. En esa nueva vertiente estética con preocupaciones formales, el compositor tiene escrito obras electroacústicas e instrumentales en que las estructuras evocan figuras tales como la anáfora, la epístrofe, el poliptóton, la epizeuxis etc. En ese concierto para saxofón y orquesta de flautas, Antunes utiliza la construcción del tipo quiasmo.

El quiasmo se encuadra en la categoría de las metáteses, porque hace uso de la transposición, conmutación o permutación de las palabras. Como figura de sintaxis, el quiasmo puede caracterizarse también como figura de estilo con el uso de la repetición en que el orden de las palabras es invertida. El ejemplo dado por el orador Quintiliano, del siglo I, es paradigmal: Non ut edam vivo, sed ut vivan edo (No vivo para comer, pero como para vivir).

La palabra quiasmo viene de la letra griega chi que, desde los tiempos Romanos, es un símbolo cristológico. El aspecto de cruz, del signo, bien se identifica con las formas simétricas o antissimétricas de las construcciones en quiasmo, pues los términos, repetidos en la frase, son dispuestos de manera cruzada con la construcción del tipo AB-BA. Una frase construida en quiasmo, de autoría de Jean-Paul Sartre: La seule façon d'exister, pour la conscience, est d'avoir conscience d'exister.

En la música tradicional encontramos varios ejemplos de construcción fraseológica binaria, en que los dos miembros de frase tienen sus elementos repetidos y permutados, de modo cruzado, dando lugar al quiasmo. El mismo tipo de elaboración es encontrado en la propia construcción de temas melódicos. Anton Webern usó quiasmos en algunas de las series dodecafônicas simétricas y antisimétricas de sus obras. Pero los ejemplos más representativos los encontramos en Bach, que usó su propio nombre como inspiración sintáctico-melódica. En la Fuga Nº 4 del Libro I del Clave Bien Temperado el maestro alemán construye el primer sujeto con una transposición de la secuencia de cuatro notas de su propio nombre: B-A-C-H. El contorno quiasmático del tema sib-la-do-sí tiene, gráficamente, una trayectoria antisimétrica, correspondente al cruce de la letra griega chi.

En el Concert Chiasmatique, Jorge Antunes utiliza construcciones en quiasmo para el discurso musical. El segundo movimiento de la obra, en que el solista desarrolla largo y expresivo discurso en diálogos y disputas con las 24 flautas, es todo entrecortado con interpolaciones de semantemas quiasmáticos. El semantema simétrico, variado constantemente, es interpolado 19 veces, de modo elocuente, a lo largo del movimiento. Ese discurso musical de 12 minutos es enmarcado por dos movimientos cortos, en que 4 de los 24 flautistas, tocan flautas de émbolo. En el Prélude en Chi y en el Poslude en Chi, sobre espectros armónicos de la orquesta y trayectorias expresivas del saxofón solista, las 4 flautas de émbolo dibujan la letra Chi con diferentes variaciones.

(Jorge Antunes, Brasilia 1942)

Links:
http://www.americasnet.com.br/antunes/
http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=16138&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html[/i]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_e8HJV04hsc[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=sFat3cSFUhA[/youtube]
 

Arriba