Mecánica
Miércoles Abril 24, 2019
Register

YouKu qq Weibo  Wechat Youtube telegram Instagram Twitter  Facebook

EVENTOS ON LINE:   ANDORRA SAXFEST 2019   |   FISP PALMELA 2019   |   7th DINANT COMPETITION

standardpadphoto 3

 

1- INTRODUCCIÓN

            El funcionamiento de las zapatillas no tiene ninguna complicación. Un agujero es sellado por un elemento circular, de forma que el aire que pasa por el tubo no se escapa. Lo que resulta más desconocido para muchos de los propios profesionales del saxofón es de qué están compuestas: consta de cartón, fieltro y piel.

            Aunque el sistema es muy sencillo, como la mayoría de los elementos que utilizamos para hacer música a nivel profesional, las zapatillas han tenido un gran desarrollo y una gran investigación, con la finalidad de encontrar materiales que nos faciliten o ayuden a conseguir las mejores condiciones posibles para el desempeño de nuestra actividad musical y así poder expresar, con la mayor libertad posible, lo que son nuestros sentimientos e ideas mediante el instrumento.

            Cada uno de los distintos materiales de los que están compuestas las zapatillas, nos ofrecen matices diferentes de sonido, ya sea piel de vaca, canguro, cabra o diferentes ornamentos.

            Cabe destacar, dentro de las diferentes posibilidades de elementos de la zapatilla, el generalizado uso en ciertos lugares de los resonadores que, si bien no solamente tienen una función modificadora del sonido, se ha buscado que aporten un cariz diferente al timbre del instrumento.

            Conocer las posibilidades en cuanto instalación de zapatillas resulta muy interesante y podría ayudar a muchos saxofonistas a que se encuentren más cómodos con su instrumento. Aunque es complicado poder probar todos estos materiales, ya no solo por el inconveniente económico si no también porque se perdería mucho tiempo entre el reparado y habituarse al nuevo material, con alguna pequeña directriz que en este trabajo se da y con la inestimable ayuda de un reparador de confianza y sin despotismos de ideas prejuzgadoras, se pueden conseguir resultados muy interesantes.

            Otro resultado que esperamos conseguir es, mediante el conocimiento, ayudar a la indefensión del saxofonista que no sabe si el material que le han colocado en el instrumento es de calidad o cree que es normal que ocurran ciertos problemas y no se puede hacer nada para evitarlo.

Realización Enrique Prieto. Maquetación y programación Adolphesax.com.

 

2- LA ZAPATILLA

•  ¿Qué es?

 

La zapatilla de saxofón es básicamente una almohadilla tratada cuya función consiste en sellar el paso del aire dentro del instrumento para así conseguir distintas notas, haciendo que el tubo se acorte o se alargue. Normalmente un saxofón alto contiene alrededor de 25 zapatillas, contando la del tudel, aunque no ocurre así en todos los modelos (por ejemplo, el Selmer Serie III tiene una zapatilla más, la de corrección del do#).

•  ¿Cómo es?

Una zapatilla está compuesta generalmente por tres partes, sin contar el pegamento que la adhiere a la cazoleta de la llave y los posibles ornamentos que se le pueden instalar (resonadores con o sin remache, arandelas.). Una zapatilla se divide en piel, fieltro y cartón.

 

      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lámina de cartón : Cumple dos funciones: le da la forma y consistencia a la zapatilla y le procura mayor estabilidad al fieltro.

 

Fieltro : es posiblemente lo más importante de la zapatilla. Le da el espesor y va ha procurarle al músico sensaciones de mayor o menor suavidad según lo acolchado que sea. Es un elemento que necesita de una gran estabilidad ya que es el alma de la zapatilla y si se deforma se pueden producir fugas de aire. Para aumentar su estabilidad se han creado fieltros con las fibras entrelazadas. Le afecta mucho la humedad por eso tiene una lámina de piel que lo recubre y protege. Existen dos tipos de fieltro: con las fibras entretejidas y con las fibras prensadas.

Piel : La piel es la parte que podemos ver de la zapatilla una vez instalada en el instrumento. Tiene entre sus funciones la de proteger al fieltro de la humedad además de sujetar el cartón junto al fieltro. Originariamente la fabricación de las zapatillas en general era con pellejo (tripa de vaca generalmente), excepto en saxofón que, por sus características, eran inutilizables. Daban muchos problemas porque se estropeaban muy rápido. Un instrumento con esas características debería ajustarse cada seis meses. De ahí que se empezase a investigar con otros materiales. Hay otras que son de piel, pensadas para solucionar los problemas de las de pellejo. Se alarga la vida a año y medio, dependiendo de las condiciones de uso, pero son más propensas a retener la suciedad, son más ruidosas cuando están un poco deterioradas y hacen el sonido más oscuro. Al ser la parte de la zapatilla que está en contacto directo con el exterior (aire, saliva, las chimeneas del propio instrumento.), es también el elemento más susceptible al deterioro y a causar fallos en el instrumento.

 

Pegamento : Existen varios tipos de pegamentos que se utilizan en las en las zapatillas. Los más usuales son la Goma Laca Pegamento Termofusible, que a diferencia del anterior, es un compuesto sintético. Normalmente es transparente y se puede utilizar en zapatillas con base rígida (como cartón) o base sintética, nunca en corcho debido a que cuando seca, al ser goma, se encoje y deforma la zapatilla. (también conocida por su término anglosajón: Shellac), la cual cuando es de color, se la llama Lacre y que es la más tradicional.
 

TIPOS DE ZAPATILLA

Hemos podido comentar vagamente que el material que recubre la zapatilla es el que ocasiona mayores problemas al instrumento debido a su constante exposición a los elementos externos. Para ello poco a poco se han ido desarrollando diversas posibilidades para solucionar esos inconvenientes. Existe un incontable número de materiales. Nos vamos a centrar en los más importantes.

Según el origen del material podemos hacer la siguiente clasificación:

 

- Vaca : Tenemos con origen bovino dos tipos. El primero en el tiempo es el uso de tripa de vaca, elemento sacado de las tripas de dicho animal. Era una fina película que recubre el fieltro. Este sistema se utiliza sobre todo en clarinetes y flautas. Para saxofones no es aconsejable, debido a que no es muy resistente y en las zapatillas de mayor tamaño, causaría demasiados problemas.

También existe del mismo animal el cuero de vaca. Es el de uso más generalizado. Suelen ser de color bronceado y producen un sonido muy puro. Al verter agua sobre ellas se observa que se desliza muy bien, lo cual es muy importante a la hora de no absorber humedad del ambiente o la saliva.

 

- Cabra : Las zapatillas de piel de cabra han tenido un uso más importante en los clarinetes. Es una piel más suave, lo que conlleva también que haya de ser de mayor grosor. Tiene menor resistencia al desgaste que la piel convencional de vaca, por lo que, posiblemente, para los oídos metálicos del saxofón, sea menos aconsejable. Suelen ser de color blanco. También existen de cabrito , al tener estos una piel más suave.

 

 

 

- Canguro : Estas zapatillas han sido desarrolladas por el reparador estadounidense Steve Goodson entre otros. La piel de canguro es una de las pieles más duras y ligeras que existen. Se ha demostrado que el canguro tiene una gran uniformidad de orientación de sus haces de fibras en paralelo con la superficie de la piel. No tienen glándulas sudoríparas en los músculos. Esta uniformidad estructural explica la gran fuerza de tensión de la piel. Su mejor característica es que son más resistentes. Se han realizado pruebas estirando la piel para conseguir desgarrarla y no se ha conseguido, incluso tirando de ella con los dientes, lo cual no ocurre con las zapatillas de cuero convencionales.

Al verter agua sobre ellas se ha comprobado que se desliza muy bien, aunque no tanto como las de piel de vaca.

Son unas zapatillas más porosas que las de cuero estándar. La porosidad podría permitir el paso de una parte de aire a través de esa piel, lo cual no es un problema debido a que sería necesaria una presión de aire tal que no se podrían cerrar las llaves.

El fieltro viene trenzado, siendo así más estable.

La tensión adicional de la piel hace que sea más difícil la correcta colocación de las zapatillas, aunque resulta más sencilla la regulación del mecanismo.

Al ser más duras, producen una menor necesidad de presión sobre las llaves. Esta misma sensación se podría producir con una base más suave del fieltro pero el hecho de que sea más dura, ayuda a conservar el asiento de la zapatilla sobre una gama más amplia de ambientes.

Existen zapatillas de piel de canguro con dos colores-tintes diversos: blanco y negro.

Como consideración personal, añadiría que la mayor dureza de la piel, podría provocar que con el uso produjeran ruido al cerrarse, aunque no podemos saberlo a ciencia cierta, ya que, debido a su novedad, todavía no se han comprobado sus resultados a largo plazo.

 

•  ORIGEN SINTÉTICO:

Neopreno : Estas zapatillas fueron desarrolladas por el reparador Richard W. Johnston en el año 1973. Están hechas a partir de una goma de neopreno parecida a la que se utiliza en las alfombrillas para ratón de ordenador. La capa de neopreno está pegada por la parte de atrás a un cartón que mantiene la correcta forma de la zapatilla.

Su ventaja sobre las zapatillas de piel animal radica en que éstas son completamente resistentes al agua.

Teóricamente, sellan perfectamente los oídos del saxofón, son más silenciosas y producen una mayor resonancia.

El principal problema que conlleva el uso de estas zapatillas es que el neopreno se va desgastando y dejan partículas de este material por el interior del instrumento y en los oídos, además de que, al ser un material tan blando, sería necesaria una gran presión sobre la llave para que ejercieran un correcto sellado del tubo.

Existen zapatillas de neopreno para saxofón, flauta y clarinete.

Debido al hecho de que este tipo de zapatillas lleva más de treinta años en el mercado y su uso no se ha extendido apenas, podemos decir que su resultado no ha debido ser muy satisfactorio.

 

 

Gore-Tex : La principal ventaja de este material radica en su impermeabilidad. Resulta más brillante y tiende a reflejar el sonido mucho más. Se utiliza mucho en prestigiosas marcas como Buffet-Crampon , aunque más bien para los clarinetes.

El esquema de la zapatilla es igual que el de una zapatilla de pellejo, recubierta por una lamina de Gore-Tex.

Su principal inconveniente viene dado por la naturaleza del material. Debido a que el Gore-Tex es básicamente teflón, con el uso este material absorbe cada vez más los residuos y provoca que la zapatilla se pegue. Además, tienen el inconveniente de su elevado precio, en relación con los costes supuestos de fabricación.

 

Zapatillas JS : Las zapatillas de saxofón JS tienen una capa muy pequeña de metal en la superficie. Ese metal es muy fino y flexible y las zapatillas resultan muy suaves y silenciosas cuando cierran el oído del saxofón. Al usar una zapatilla con la superficie de metal es como si estuviéramos utilizando una zapatilla que es por entero un resonador. Este metal puede ser oro o plata.

La superficie de metal es de una gran durabilidad Las partículas metálicas están impregnadas en una película. Este mecanismo permite que las partículas de oro o de plata no se despeguen.

Estas zapatillas son muy lisas y es muy importante que los oídos sean también lisos (no son aconsejables para ningún otro tipo de oídos).

Asientan perfectamente en las copas convencionales de cualquier saxofón utilizando el método común de pegado.

No se hinchan con la humedad, no se comban, no se pudren.

El metal es de gran duración, fino, flexible, y las zapatillas son muy silenciosas.

Para pegar estas zapatillas no se puede utilizar Shellac. El Shellac estándar es muy quebradizo y no hará un pegado duradero con el plástico. Hay que calentar y limpiar los residuos antiguos de este material. El fabricante recomienda ámbar de color, termofusible en barra. (part #S102 de J. L. Smith) o un pegamento termofusible similar. Es importante aplicar el máximo diámetro posible de pegamento en la copa. La mejor forma de aplicar el pegamento es echar tres o cuatro gotas cogiendo el máximo diámetro posible de la copa, aplicar calor y poner la zapatilla.

Los azucares de nuestra saliva pueden terminar en las zapatillas y hacer que se peguen. Para limpiar una zapatilla de oro, humedecer un paño con alcohol y quitarlo arrastrando poco a poco con la llave cerrada. Para emergencias, utilizar agua y papel moneda.

 

TopTone : El sistema TopTone parte de una idea distinta de lo que es la concepción de las zapatillas. Están dotadas de un sistema dsujeción pivotante, que hace que la zapatilla se auto-ajuste al cerrarla contra el oído. El material que haría la función del fieltro es metálico, con dos opciones: acero inoxidable o titanio. Esta placa viene recubierta con una lámina de goma, que es la parte que está en contacto directo con el oído del saxofón.

Debido al material que utiliza, soluciona el problema de la corrosión por la humedad y hace que estas zapatillas tengan una vida mayor. También evitamos el inconveniente de tener que ajustarlas, aunque es posible que ese sistema con el tiempo no funcione correctamente y sea necesaria una fuerte presión sobre la llave para que la zapatilla selle perfectamente el oído. Otra ventaja de este sistema es que evita que la zapatilla se pegue.

El modelo con placas de titanio proporciona a su vez que el instrumento sea más ligero y que la presión sobre la llave sea menor. Posiblemente una sensación demasiado distinta a la tradicional.

Aunque originariamente estas zapatillas se instalaban solo en saxofones TopTone, actualmente están disponibles para todo tipo de marcas; también para flautas.

     

 

•  ORIGEN VEGETAL

Corcho : Este tipo de zapatillas se han utilizado mucho en otros instrumentos, sobre todo en oboes. Ahora se empiezan a utilizar en el saxofón aunque no de una forma muy extendida. Suelen emplearse para oídos pequeños, como las zapatillas de las llaves de octava e incluso para el saxo soprano en las más agudas (C1, C2, C3.). El problema de su utilización en llaves más grandes viene dado porque la humedad le afectaría demasiado. La mayor ventaja que tienen es que son muy estables pero a su vez son muy degradables.Realización Enrique Prieto. Maquetación y programación Adolphesax.com.

 

•  ZAPATILLAS ESPECIALES

Existe todo tipo de excentricidad en el mundo de las zapatillas. A modo de curiosidad mostramos estas zapatillas para "personalizar" tu instrumento, de cualquier color, aunque dudamos mucho de su resultado.

3- EL RESONADOR

•  ¿Qué es?

El resonador es un elemento que se coloca en algunas zapatillas de saxofón.

Suele implantarse en las zapatillas que tienen un mayor tamaño y tiene varias funciones.

Con el uso, el pellejo de las zapatillas se da de si y con la vibración que el aire le produce, se genera un sonido metálico. La principal función del resonador es la de sujetar el pellejo a las zapatillas para evitar este efecto. En las zapatillas que son de piel pero que tienen un diámetro grande también se produce el mismo problema, el cual queda solucionado con la colocación del resonador.

Otra razón que nos lleva al uso del sistema de resonadores es el de producir el mismo sonido que se origina con el material del tubo. Como ya hemos dicho antes, la piel de las zapatillas oscurece el sonido del instrumento y al utilizar resonadores ese efecto queda enormemente disminuido.

 

 

•  ¿Cómo es?

El resonador es una de las partes de la zapatilla más variables. El resonador es una pieza circular que se pone en el centro de algunas zapatillas, sujeto con un tornillo o un remache y que pueden ser de diversos materiales, los cuales explicaremos más adelante.

•  Tipos de resonadores

Como hemos comentado anteriormente, existen muchos modelos de resonador, tanto si atendemos al material que los compone, como a las diversas formas que adoptan para dar uno u otro matiz al sonido del instrumentista. Veamos ahora los principales.

•  Metálicos : Es donde vemos una mayor variedad de modelos, cada uno de ellos buscando una sonoridad diferente. Los distintos matices de sonido que se producen variando la forma del resonador se explican por las diferentes reflexiones de las ondas sonoras que producen las distintas superficies angulares del resonador. Generalmente producen un sonido más brillante. Su mayor problema es que tienden a la oxidación.

Principales formas de resonadores metálicos:

•  ¿Cómo es?

El resonador es una de las partes de la zapatilla más variables. El resonador es una pieza circular que se pone en el centro de algunas zapatillas, sujeto con un tornillo o un remache y que pueden ser de diversos materiales, los cuales explicaremos más adelante.

•  Tipos de resonadores

Como hemos comentado anteriormente, existen muchos modelos de resonador, tanto si atendemos al material que los compone, como a las diversas formas que adoptan para dar uno u otro matiz al sonido del instrumentista. Veamos ahora los principales.

•  Metálicos : Es donde vemos una mayor variedad de modelos, cada uno de ellos buscando una sonoridad diferente. Los distintos matices de sonido que se producen variando la forma del resonador se explican por las diferentes reflexiones de las ondas sonoras que producen las distintas superficies angulares del resonador. Generalmente producen un sonido más brillante. Su mayor problema es que tienden a la oxidación.

Principales formas de resonadores metálicos:

 

•  ¿Cómo es?

El resonador es una de las partes de la zapatilla más variables. El resonador es una pieza circular que se pone en el centro de algunas zapatillas, sujeto con un tornillo o un remache y que pueden ser de diversos materiales, los cuales explicaremos más adelante.

•  Tipos de resonadores

Como hemos comentado anteriormente, existen muchos modelos de resonador, tanto si atendemos al material que los compone, como a las diversas formas que adoptan para dar uno u otro matiz al sonido del instrumentista. Veamos ahora los principales.

•  Metálicos : Es donde vemos una mayor variedad de modelos, cada uno de ellos buscando una sonoridad diferente. Los distintos matices de sonido que se producen variando la forma del resonador se explican por las diferentes reflexiones de las ondas sonoras que producen las distintas superficies angulares del resonador. Generalmente producen un sonido más brillante. Su mayor problema es que tienden a la oxidación.

Principales formas de resonadores metálicos:

Zapatillas de saxofón con resonador plano de metal

Zapatillas de saxofón con resonador convexo metálico sin remache

Zapatillas de saxofón con resonador abombado

Zapatillas de saxofón con resonador plateado estriado (Noyek)

Zapatillas de saxofón con resonador dorado y estriado (Noyek)

Zapatillas de saxofón con resonador estriado (Noyek) de aluminio

Zapatillas de saxofón con resonador estriado (Noyek) de latón

 

También existe un sistema con arandelas cuyo resultado es el de un resonador más pequeño. Su uso principal es para zapatillas de tamaño medio-pequeño o para el músico que no quiere un sonido tan brillante como el que produciría con un resonador de tamaño normal.

Por su clara diferencia con respecto a los demás, destacan los nuevos resonadores "Noyek", con sus diversas opciones (dorado, plateado, de aluminio, de latón.). Por su diseño estriado, reflejan más las ondas sonoras produciendo una mayor potencia y un sonido más brillante. Dependiendo del material elegido obtenemos diferentes matices de sonido más o menos brillantes.

 

 

- Plásticos : Producen un sonido más oscuro y no tienen variedades de forma. Se utilizan principalmente en instrumentos de gama.

media-baja. No utilizan remaches para su sujeción. Pueden ser negros o marrones.

•  COMPARACIÓN :

Las zapatillas con resonador metálico, suelen ser las preferidas por los saxofonistas profesionales, pero muchas veces, esas decisiones vienen como resultado de factores ajenos a la propia naturaleza del material. Casi el cien por cien de los saxofones de gama alta, están equipados con zapatillas con resonador metálico, y eso es lo que nos induce a creer que son mejores.

          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejando a un lado primeramente las cuestiones sonoras, podemos apreciar un problema en este tipo de zapatillas que no observamos en aquellas otras de resonador de plástico, y es que, debido a que los metálicos no son piezas que apoyen en todos sus puntos con la zapatilla (se reduce el material para disminuir costes y peso), producen que la piel se combe hacia dentro, lo cual no ocurre con los resonadores de plástico.

     

 

Existe otra ventaja de los resonadores de plástico con respecto a los de metal, y es que estos, obviamente, nunca se oxidan.

Si entramos en la cuestión del sonido, lo único que podemos decir es que los metálicos dan un sonido más brillante que los de plástico, lo que hace que el gusto del músico sea el que deba prevalecer.

Últimamente se ha desarrollado un nuevo tipo de resonadores para intentar aunar las cualidades de un resonador de plástico al sonido de uno metálico. Para ello, lo que se ha hecho es aplicarle un baño de plata a un resonador de plástico. En principio la idea parece buena, y seguro que aporta un matiz distinto al sonido, pero no debemos olvidar que el material que refleja las ondas sigue siendo el mismo.

 

4- PROBLEMAS, SOLUCIONES Y PRODUCTOS

•  Principales problemas de las zapatillas

La investigación que se ha venido desarrollando en los materiales que componen las zapatillas de todos los instrumentos en general, viene motivada por la búsqueda de unos componentes que sean más estables, de mayor duración, que no provoquen ruidos y que sean cada vez más fáciles de colocar.

Con el uso, las zapatillas ocasionan ciertos problemas que, en mayor o menor medida, se producen con todos los materiales. Vamos a comentar los más generalizados.

 

• Zapatillas que se pegan : Es posiblemente el mayor problema que encuentra el saxofonista con las zapatillas. Se genera por diversas causas dependiendo del momento en el que aparezca. Si se producen con el material nuevo recién colocado, con casi toda seguridad el factor responsable sea alguno de los productos con los que está tratada la piel, con el objeto de darle una mayor impermeabilidad. En este caso, o bien el problema se soluciona con el tiempo al desaparecer de la superficie de la zapatilla parte de esos productos, o bien debemos buscar otro material que no provoque estos efectos.

Si las zapatillas se pegan después de un cierto tiempo de uso, debemos fijarnos más en si la zapatilla o bien el borde del oído del saxofón contienen suciedad. En ese caso podríamos limpiar el oído, o como caso excepcional pasando suavemente un papel de lija de agua muy fino por el borde; y la zapatilla desmontándola y limpiándola con agua y un poco de jabón.

 

Oxidación del resonador : Se produce por no secar bien las zapatillas después de tocar. Una vez que ocurre ya no se  puede solucionar pero si que se pueden adoptar medidas para evitarlo. Debemos secar las zapatillas tras el uso del saxofón con papel de fumar, papel de permanente o con un trozo de bayeta absorbente y fino.

 

Rotura de la piel : Se suele dar por un mal cuidado del instrumento, sin preocuparse de la limpieza y, sobre todo, que la zapatilla tenga mucho tiempo sin cambiarse. Hay zapatillas que, por su situación en el instrumento, están muy expuestas a la suciedad y a la humedad y a los veinte meses ya necesitan un cambio. Es preferible una revisión periódica anual, en la que los problemas sean menores (con lo que supone un menor coste y un menor tiempo de reparación) que una más exhaustiva pero cada mucho tiempo.

 

Deformación de la zapatilla : Como ya hemos explicado antes, cuando hablábamos de las partes de la zapatilla, el fieltro es la base de esta, y el cartón es el encargado de darle la forma. Si tenemos algún problema con la piel (rotura, fisura en el pegado con el cartón.) la humedad podría entrar al interior de la zapatilla y así deformarla, con el resultado de que no cierre bien el oído. La zapatilla ya no serviría y tendría que ser reemplazada.

 

Zapatilla que no cierra bien : Eliminando la posibilidad del caso anterior puede tener varias razones: que se haya desajustado la llave con el uso, que se haya movido la zapatilla, con lo cual habría que recolocarla, o que en la impresión del oído del saxofón en la zapatilla haya una brizna de suciedad. En este caso, solamente con limpiarla como hemos dicho, con agua y jabón, ya podría volver a funcionar correctamente.

 

•  Productos para tratar las zapatillas

Existen gran número de productos de diferentes marcas, que podemos utilizar para solucionar muchos de los problemas que las zapatillas provocan. Veamos algunos de ellos.

• Papeles limpiadores : Son muy parecidos al papel de arroz tradicional, pero sin pegamento y con polvos de talco. Se pueden utilizar para evitar que se peguen las zapatillas pero sirven únicamente como solución de urgencia. Tienen el inconveniente de que el polvo se va acumulando dentro del oído, lo que puede provocar, en instrumentos dotados de oídos pequeños (como en el saxofón soprano), problemas de afinación. Se deben colocar, con la llave abierta, entre la zapatilla y el oído del saxofón, e ir cerrando sucesivamente la llave y girando el papel, NUNCA arrastrándolo con la llave cerrada, porque podrían quedarse partículas de papel en la zapatilla o en el oído, y además, este se iría desgastando con los usos.

•  Escobillón : Es un palo del largo del cuerpo del saxofón y que está recubierto de fibras absorbentes. Se utiliza para limpiar el interior del instrumento y también para las zapatillas. Las fibras atraen la humedad hacia el interior. El problema es que el escobillón, primero absorbe la humedad, pero después la devuelve al instrumento. Además, las fibras que lo componen, recogen mucho polvo que luego suelta al cuerpo del saxofón.

• Gig Dust : Es un líquido que se utiliza para evitar que se peguen las zapatillas. Para aplicarlo, es necesario limpiar la zapatilla antes. Después, con un pequeño pincel o con un bastoncillo de los oídos, lo empapamos en el producto y se lo aplicamos a la zapatilla. Este producto consigue que durante una temporada la zapatilla no se pegue. Según el fabricante, solo es necesario una vez al año, pero el efecto se termina mucho antes.

Como solución rápida y de bajo coste , se puede utilizar para solucionar el problema de zapatillas que se pegan el papel que desechamos cuando despegamos una pegatina. Si observamos el papel, una de las caras es brillante, ya que tiene una pequeña película de parafina. Si colocamos esa cara brillante hacia la chimenea, cerramos la cazoleta y tiramos hacia fuera, la parafina se quedará adherida al borde de la chimenea. Repetimos la operación, pero ahora en sentido contrario, es decir, cara hacia la zapatilla. Esto haría que no se pegara la zapatilla durante un tiempo, ya que dos caras parafinadas, nunca se quedarán pegadas.

 

5- CONCLUSIONES

Después de todos los datos que descubrí y aporté al trabajo, me queda la sensación de que tenía un gran desconocimiento sobre las zapatillas en general. Sabía vagamente, como muchos otros compañeros, cómo estaban hechas las zapatillas, pero no podía imaginar que existiesen tantas marcas distintas, tantos tipos distintos de pieles con sus diferentes tratamientos y, sobre todo, tantas formas y materiales para fabricar los resonadores, parte de la zapatilla que, como hemos visto, no tiene solamente una función ni mucho menos decorativa.

Hemos podido ver que, aunque siempre pensamos en la piel como único responsable del funcionamiento y de los problemas que provocan las zapatillas, el fieltro es en realidad lo que nos da la mayor parte de la sensación cuando estamos tocando, o que es lo que nos va a hacer que la zapatilla asiente mejor o peor. La piel y el cartón son "solo" protectores de ese fieltro, aunque también tienen su relevancia.

Hablando del recubrimiento de la zapatilla, por ejemplo, el material más usual como es la piel animal no es el único que se puede utilizar. Otros materiales, utilizados desde hace años en otros instrumentos también son posibles y no los debemos excluir por el desconocimiento, como por ejemplo la piel blanca de cabrito. A su vez, la piel de canguro presenta unas características muy importantes, las cuales deberíamos comprobar con el tiempo, ya que no tiene todavía una gran tradición, si bien está creciendo su uso enormemente, sobre todo en el colectivo saxofonista estadounidense, siempre más inclinado a la investigación o prueba de materiales que podemos considerar extraños.

Como extraños, también existen esos materiales alternativos, ya sean zapatillas sintéticas de neopreno, o zapatillas metálicas. Quién sabe si por ese camino vendrá el futuro de la tecnología de nuestro instrumento.

Si desconocido para nosotros eran los modelos de zapatillas, mucho más lo eran los resonadores. Debemos ser conscientes de que todos los elementos que conforman el saxofón, podemos adaptarlos o personalizarlos para buscar unos resultados lo más cercanos posibles a lo que es la concepción de cada músico de cómo tiene, o quiere, que le suene su instrumento. Y no es tan complicado el conseguir una ayuda extra gracias al desarrollo tecnológico de los elementos del saxofón, como ya han sido por ejemplo los tudeles de diversos materiales (oro, plata.) y los diferentes modelos de boquillas, ya aceptados por la comunidad saxofonística.

Se ha podido constatar que la mayoría de los problemas que provocan las zapatillas, vienen dados por la exposición de estas a la humedad, por lo tanto, en la medida de lo posible, lo debemos evitar.

Finalmente, me gustaría constatar el hecho de que con este trabajo se pretende no solo informar o explicar diversas posibilidades, sino también abogar por la inquietud y la búsqueda, sin prejuicios ni tapujos, una apertura de mente hacia los diferentes desarrollos del saxofón, que, si bien muchos no llegarán a buen puerto, todos ellos son pequeños pasos para conseguir que este instrumento vaya creciendo cada vez más y nos vaya facilitando el fin que todo instrumentista debiera tener: hacer música.

 

6- BIBLIOGRAFÍA

 

•  www.adolphesax.com

•  www.chanu.com

•  www.ferrestools.com

•  www.flutesmith.com

•  www.glotin.com

•  www.luthierdeviento.com

•  www.musiccenterspa.com

•  www.musicmedic.com

•  www.neilslade.com/papers/saxstuff.html

•  www.prestiniusa.com

•  www.rigotti.com

•  www.saxgourmet.com

•  www.saxontheweb.net

•  www.saxophone.org/sgint.html

•  www.saxshop.nl

•  www.selmer.fr

•  www.sergiojerez.com

•  www.tallerdevientos.com.ar

•  www.toptone.nl

•  www.yamaha.com

•  http://cuip.fresno.com/~js210/pad.html

•  http://pslc.ws/macrog/polycons/woodwind.htm#saxophone

•  http://test.woodwind.org

•  http://www.shwoodwind.co.uk/Testing/Roo_pads.htm

•  SAXOFÓN, Aspectos técnicos, históricos e interpretativos. Cuestiones metodológicas y didácticas . Autor: Antonio Salas Pérez. Ed. Máster Oposiciones. Murcia 1999.

 

Realización Enrique Prieto. Maquetación y programación Adolphesax.com.

Últimas publicaciones

BREATHTAKING STRAP

No pierdas tu instrumento!

c yepzon

DINANT CD DVD-BOX

descarga

FACEBOOK

TWITTER

PUBLICIDAD