Composers

Biografía – Miguel Garrido – Ali Ben Sue Alle

Misterioso saxofonista del siglo XIX, que supone una gran sorpresa y que merece la pena conocer su existencia y su trabajo.
Ali- Ben- Sou-Alle, (Ali Sualle) nación en Arrás (Departamento del Paso de Calais) en ¿1820?. Sus estudios en el Conservatorio de París concluyen con un primer Premio de clarinete en 1844. Nombrado director de la música de las tropas de la marina en Senegal, se convierte posteriormente en clarinetista de la orquesta de la Ópera Cómica. Durante los acontecimientos de 1848, se refugia en Inglaterra donde ejerce como clarinete solista en el teatro de la Reina. En esa misma época estudia el saxofón, dándose cuenta de algunas de sus imperfecciones.

Personaje extraño y original fue saxofonista, compositor, editor y también inventor, ya que introdujo al saxofón algunas modificaciones importantes. Adjunta nuevas llaves facilitando los duates y permitiendo ciertos pasajes que eran imposibles sobre el saxofón de A. Sax.
“En éste magnífico instrumento, las escalas cromáticas, ciertos sonidos, sostenidos y bemoles, los arpegios, acordes perfectos, varias notas, eran de ejecución defectuosa o bien, difíciles y ciertos trinos, eran igualmente imposibles” ( Memoria descriptiva apollando la demanda de una patente para el perfeccionamiento de las llaves del instrumento por Ali Ben Sou Alle, 22 de septiembre de 1860). Notas Sib, Si, Do, Do# graves (patentes 1860/61).
Su principal innovación concierne a la llave de octava única (en lugar de dos del sistema de Sax) que da una soltura y facilidad de ejecución al interprete. Este es todavía el sistema que utilizamos actualmente en el saxofón.
“Así en lugar de estar obligado, como el sistema Sax, de pasar de una llave a otra, esto que era una ejecución no solo defectuosa y difícil, si no imposible en los movimientos rápidos, se encontrara ésta dificultad totalmente anulada por mi sistema, atendiendo que las llaves citadas funcionarán alternativamente de una manera automática, es decir sin otra mano de obra que la de una espátula para el pulgar izquierdo.
Con estas mejoras técnicas se convierte en un verdadero virtuoso en poco tiempo y “extrae de su habla turca” efectos hasta entonces desconocidos.
“……….el saxofón, ese delicioso instrumento que por si solo había sido suficiente para la reputación de A. Sax, acaba de obtener un verdadero triunfo en le concierto de la Unión Musical. La pieza ejecutada por el señor Sualle, no figuraba en el programa, y su éxito, por así decirlo improvisado, ha sido tan halagüeño tanto para el instrumento como para el artista. Se sabe que el saxofón tenia un timbre penetrante, aterciopelado y una suavidad incomparable; éste hecho supone consecuentemente el ser favorable para los desarrollos de un largo canto, una melodía expresiva, pero hace igualmente limpia las notas picadas, he aquí lo que M. Sualle nos ha demostrado. También los bravos han acogido el tema y cada una de las variaciones de su fantasia. Un clarinete o una flauta, no lo hubiesen hecho mejor…………..” (Revista y Gaceta Musical 1851).
“Dos brillantes conciertos en cinco días, y con un calor de 30º: es un verdadero fenómeno al cual acabamos de asistir y no se había tenido ejemplo aún en Pondichéry ¡se dice incluso que algunas personas, temiendo seguramente no encontrar sitio en los salones, habían invadido el tejado de las dependencias del círculo, el atractivo era grande!. Es que habíamos leído en los diarios de Australia, Calcuta, Madrid, y también en los de París, tales relatos del maravilloso talento de Ali Ben Sue Alle, que el público se apresuraba para oir al famoso atista. En la actualidad, podemos apreciarlo con pleno conocimiento de causa, y es para nosotros un deber declarar que posee un excepcional talento. Lo oímos con mucho gusto sobre sus distintos instrumentos: el habla turca (¿alto?, el turcophono (¿tenor?), el turcophonini (¿soprano?), el grande y pequeño clarinete, así como, como cantante.
Artículo del “Monitor oficial de los establecimientos franceses en la India” recogidos por el “Estudio y Gaceta Musical de París, 1857.
Aunque algunos por error le asignan en los diarios de la época la invención de los saxofones, ya conocidos desde algunos años antes, si es cierto que cuando estos aparecieron presentaban algunas dificultades, y pocos ejecutantes pudieron tocar con estos instrumentos con la precisión que exigían, y sobre todo obtener la calidad de sonidos que pueden producir. Nuestro artista fue el primero que bajo la dirección de él mismo, el Sr. Sax y bajo los ojos de los Sres. Berlioz, David y algunos profesores y compositores famosos, quién obtuvo los maravillosos efectos que conocemos en el presente.
“Alí toca su propia música, y sus composiciones y ejecución no dejan nada a desear. No es posible imaginar algo más suave y más delicado que los sonidos que extrae de su habla turca”. (sigue descripción del programa de concierto).
“Cualquiera que sea el instrumento que sirva de intérprete a su pensamiento, se reconoce en Ali al verdadero artista. La inspiración y la ingeniería se peinan sobre sus características, y su alma entera viene a fundirse en sonidos armoniosos. En resumen, le debemos deliciosas tardse, y nos promete para el domingo por la noche una tercera. La generosidad está en él como compañera del talento, ya que antes de dejar Pondichéry, nos da un concierto en beneficio de la familia de un admirado artista de los habitantes de nuestra ciudad que acabamos de perder recientemente. Los salones del Gobierno se pondrán a disposición del artista paar ésta fiesta benéfica.
Alí comienza a recorrer las capitales europeas. Su éxito creciente lo embarca para regiones alejadas y medio salvajes: Australia, Nueva Zelanda (donde un edificio de la marina lleva su nombre), Manila, Java, Cantón, Macao, Shangai, Calcuta para plantarse finalmente en Mysore, en el Indostán. Allí es jefe de la música del Radjah, obteniendo al mismo tiempo el título de Caballero Real de Mysore, convirtiéndose en esta época al Islam, adoptando definitivamente el nombre de Ali Ben Sou Alle.
Tras algunos años se vuelve a poner en marcha y recorre Isla Mauricio, La Reunión, Cabo de Buena Esperanza, Cabo natal. La revolución de India estalla en 1858, llegando a estar cerca de la muerte.
Pero, con su salud deteriorada, vuelve a Europa. El 27 de marzo de 1865, da un concierto en las Tuileries, en presencia de la familia imperial. Toca igualmente en presencia del Principe de Gales, ese mismo año.
Desgraciadamente las informaciones concernientes a Ali se detienen después de 1865. Esto coincide con el principio del largo declive que conocerá el saxofón después del segundo imperio.
Extraño y misterioso saxofonista, Alí fue un vanguardista, trabajando sin descanso en la creación de un repertorio (escribió mas de cuarenta composiciones), y en la mejora del instrumento.

(BIBLIOTECA NACIONAL DE PARIS)

Related posts

Karlheinz Stockhausen.

adolphesax.com

Biografía: Gabriel Pierné (1863–1937)

adolphesax.com

Biografía – Daniel Deffayet frances

Daniel Duran

Leave a Comment